genero

Proteger a las mujeres refugiadas de la violencia sexual y de género, uno de los pilares

El 85% de las personas que se ven obligadas a huir de sus hogares son mujeres y niños. Las mujeres habitualmente se convierten en cabeza de familia cuando la guerra las separa de sus maridos y familiares. Solas y en el exilio, se ven obligadas a asumir la responsabilidad de sacar adelante a sus hijos en los campos de refugiados. ACNUR, consciente de la vulnerabilidad de su situación, trabaja para ofrecerles la asistencia y el apoyo que necesitan y para protegerlas de abusos, violencia de género y violencia sexual.

Children learn to smile from their parents.

Egestas tincidunt urna. Aenean pretium feugiat ante vitae congue. 

Reproducir vídeo

Millones de personas sobreviven gracias a la ayuda humanitaria. Cada aportación cuenta.

La prevención de la violencia de género contra las mujeres y la violencia sexual son uno de los principales focos de trabajo de la Agencia de la ONU para los Refugiados. Ofrecer a las víctimas de abuso sexual la asistencia que necesitan es una de las tareas prioritarias, así como evaluar las necesidades especiales de mujeres y niñas vulnerables.

En los campos de refugiados, se les facilita la atención médica y psicosocial que necesitan para poder continuar con sus vidas y sacar adelante a sus familias. ACNUR ofrece además a las mujeres refugiadas acceso a formación y capacitación laboral, así como a proyectos de subsistencia que les permiten construir su futuro.

Proyectos de lucha de genero